Una queja es inevitable, pero ¡cuidado! una queja impacta en la postventa y en la rentabilidad de tus clientes.

Ya sabemos que una queja es inevitable, pero... no se trata del error sino de cómo lo resuelvas.

 Aquí conocerás los retos con los que vas a conseguir: 

  • evitar costes en las reclamaciones,
  • convertir cada queja en una oportunidad y
  • que el cliente se olvide de la mala experiencia en tu empresa.

Programa del Videocurso